Según expertos, miles de toneladas de aceite vegetal -luego de ser utilizados-, son arrojados por el lavaplatos, siendo el mayor contaminador del agua que existe. Este residuo, es uno de los más dañinos que hay para el medioambiente, especialmente para el agua, ya que cada litro que se arroja, contamina 1.000 litros de ésta.

Sumado a lo anterior, el aceite de freír usado, trae otras consecuencias. Cuando se arroja en el fregadero, se obstruyen los riles, que es uno de los problemas más frecuentes en las cañerías de hogares y restaurantes. Asimismo, el aceite caliente derrite los tubos de PVC.

Por ello, el reciclaje del aceite vegetal que ya ha sido usado, es fundamental para contribuir con el cuidado del planeta y lograr un entorno saludable para todos.

¿Cómo se recicla el aceite de freír usado? Rendering Chile, se preocupa de este tema. Propone que una vez usado el aceite se debe dejar enfriar. Luego, se vierte en frío en un recipiente –que no sea de vidrio. Finalmente, se puede llevar a uno de los Puntos Limpios que ha implementado la empresa. En el caso que no haya uno cerca, es posible coordinar el retiro de este residuo con la compañía escribiendo a info@rendering.cl.

Además, Rendering entrega tambores –y hace el retiro una vez que estén llenos-, en edificios, condominios, juntas de vecino, barrios etc., para que las comunidades puedan dejar el aceite y ayudar a que éste no contamine nuestras aguas.

Así es como esta empresa Rendering, busca llegar cada vez a más lugares del país, para ayudar a crear conciencia sobre el daño que hace este residuo, y que las personas sepan cómo y dónde lo pueden reciclar. “Nada se pierde todo se transforma”, es el lema para que entre todos reciclen el aceite de freír usado.

En menos de 48 horas - dependiendo de la generación de aceite usado de cada cliente-, entregamos tambores en comodato con capacidad entre 60 y 200 litros.

Posteriormente los retiramos y los trasladamos a nuestra planta de refinamiento ubicada en la comuna de Lampa.

Entregamos a nuestros clientes todos los certificados exigidos por la ley para la disposición de los aceites.